Mobile apps – At-Ease for Masters

Casinos online offer the greatest flexibility. You do not have to endure the hassle of dressing up and visiting the local casino. You don’t need the money, and you don’t have to wait in long lines at a traditional casino. Playing on an internet casino is often called freerolling. You can play online casino for no cost. Casino games online can be played in a variety of online casinos. Sigue leyendo

Documento encontrado

(Abril 2018)

Es difícil recordar. Es difícil repasar. No quiero pensar en eso. Es desagradable. Es una actividad desagradable. Hoy por la tarde cruzaba una calle y me vino un recuerdo. Uno de mis desvaríos. Todavía no puedo llegar a ellos, todavía no consigo narrarlos. La insistencia. Y qué pensaría. Qué pensaría de mí mientras yo hablaba con mis desvaríos a esa persona a la que yo además admiraba y que me intimidaba. Su reacción. Y cómo me vería yo. Porque en última instancia la vergüenza del acto se cifra en la autopercepción. En la insistencia por descubrir cómo me percibían los demás. Si detectaban la anomalía.

Por eso me alejo de la escritura. Para qué repasar. María Moreno: la escritura lo que hace es escarbar.

*

Se me subieron los piojos la penúltima vez que fui a Uruguay. Fui y volví en el mismo día porque expiraba mi visa de turista; crucé a Colonia del Sacramento a principios de febrero, era verano a pleno, y me tumbé en la arena de la primera playita que encontré, sobre una toalla que llevaba para tal fin y además para secarme después de nadar en el río: aunque me adentrara durante metros y metros, el agua –fría, color caramelo (color excremento)– me llegaría a las caderas, y las piedras se me enterrarían en la planta de los pies. Había un club de verano junto a la playa. Niños, de un grupo amateur, en kayaks plásticos. Un perro que también se había metido al agua y dos amigas argentinas que reían y jugaban, y tres amigos adolescentes más tarde y, a lo lejos, algunos barquitos inamovibles. Yo me había comprado un pancho y una botella grande de cerveza Patricia. Comí y bebí con los audífonos puestos, y me saqué el short y la blusa y me acosté y me dormí; dormité por horas bajo la sombra precaria de un árbol. Despertaba para entrar al río y flotar un poco, de muertito, bajo el sol quemante y deliciosamente contrastante con lo frío del agua, y volver a mi sitio en la arena, y dormir más, hasta que a eso de las cinco de la tarde me levanté y fui al faro, y subí hasta la cima, y bajé y caminé hasta no sentir más las piernas ni los talones, tomando agua con gas y sudando copiosamente, con un parpadeante dolor de cabeza y los hombros adoloridos por la mochila, a todo lo largo y ancho –que tampoco es mucho– del pueblo, por la marina y el muelle y las calles empedradas y la avenida repleta de comercios y la antigua estación de tren y la orilla del río, de día y luego durante el crepúsculo, reconociendo un lugar vagamente recordado de un sueño que yo había recorrido, con el cuerpo, ocho años atrás.

Pero en el ferry de regreso, en la hilera de asientos donde había intentado estirarme y dormir, la cabeza apoyada en el vidrio empapado que revelaba puro negro aunque afuera había marea y cielo, sentí, por primera vez, el prurito. Una comezón persistente en el cuero cabelludo. Se la atribuí al agua del río. El agua contaminada por aceite y gasolina (nafta, en rioplatense). Por perros y la e.coli. El agua color excremento.

Dos semanas después, cuando una amiga me explicó que en esta parte del mundo son comunes las plagas de piojos durante el verano, y tras leer en internet que los piojos sobreviven en la arena caliente y es común llenarse de ellos en las playas, me revisé con lupa y a contraluz. Tenía unas semillas en el pelo. Como alpiste. La picazón a esas alturas era insoportable. Había tomado antihistamínicos, me había lavado con vinagre de manzana, con bicarbonato de sodio, con té de manzanilla puro. Había pensado, durante días, que se trataba de una alergia. Pero no. Eran piojos. Piojos, es decir organismos vivos, que se alimentaban de mi cuerpo y me irritaban la piel y me caminaban mientras yo dormía. Los que nunca tuve de niña, contraídos de grande en una playa uruguaya.

Uruguay siempre me caga la vida.

*

(Párrafo sobre el brote que comenzó en Uruguay, reservado).

.

.

down

Creo que nunca me había sentido así de mal, nunca, esta profundidad es nueva, estuve leyendo Yoga de Carrère, si alguien me ofreciera las llamadas TEC, terapias electronconvulsivas, las tomaría ahora mismo. Aunque distingo un día de hoyo mayor a inicios de marzo y los ínfimos avances actuales.

El problema es que estoy al tanto, estoy aguda, dolorosamente al tanto. Ahora, contrario a la manía, puedo ver las cosas tal como son, bajo la luz despiadada.

Nos estamos defendiendo de la muerte a todo momento y a mí eso francamente me cansa, todo el tiempo estoy esperando y temiendo la desgracia, y eso me debilita, soy un puntito, un puntito que no logró hacer muchas cosas, las que debía y por las que ahora sufre sufre sufre, y esto me deshumaniza, ya no quiero jugar, ya no quiero intentar, yo aquí quiero bajarme, quédense acá porque me rindo.

Hace muchas semanas que no voy a la casa Campo Real, una noche tuve una visión de mí misma sentada en la mesa de la gran cocina, desde arriba, un puntito de nada tecleando en su computadorcita, rodeada por un perímetro de oscuridad negra e insondable e incómoda, unos corredores donde se perciben crujidos, viento, algo se levanta y vuela, un jardín atrás donde a cierta hora ya no se distingue nada entre lo negro, y la verdad, aunque no estaba ahí sino en la seguridad (esa balsa que remo sin brújula) de mi cama, sentí miedo y ya no he querido ir, ¿cómo lo puedo decir de un modo simplón? Me da cosita. Dejé el nacimiento puesto desde mi ataque de manía y ni siquiera sé dónde dejé la caja y los envoltorios con burbujitas de aire para guardar los figurines, y dejé unos libros envueltos en unas telas, y no me dan ganas ni energía ni accesos de valor para ir a recoger mi tendedero, prefiero quedarme entre los ruidos que me martirizan, y el cansancio, y la ansiedad, ¡ay! Y en otra parte de este post quería escribir de la literaturita burguesa que anda apareciendo, pero será en otro momento.

Have Free of cost Spots An absense of Download diamond wins hold and win Gambling den Video slot Activities For Natural Money

Have Free of cost Spots An absense of Download diamond wins hold and win Gambling den Video slot Activities For Natural Money

555 Casino has surfaced as one of the most popular websites among online casino players in the United Empire. It happens that several people just like to have fun bingo online and bingo is thus significantly more interesting when gathering close friends or perhaps brand-new people found in chatrooms. Sigue leyendo

acá en el agujero

Volver del brote psicótico, ¿sabes lo que es eso? Volver de la locura, ¿te imaginas lo que es eso? No, no te lo imaginas. No sabes lo que es volver. O sí. La caída, la bofetada, el agua fría, abrir los ojos, haber perdido unas semanas, unos meses, haber sido habitada por otra, haber sido otra, ¿y quién garantiza que la otra no es la verdadera, la que predomina?, ¿y cómo saber que en realidad volviste, que hay un camino de vuelta?, o pensar: no hay camino porque no son dos sitios y si los hubiera yo tengo un pie en uno y en otro. Cómo sé si volví, cómo confío en mis pensamientos nuevamente. Los que me habitan últimamente son tenebrosos, hasta mis sueños son una sucesión de imágenes desagradables, muertes, violaciones, otra vez esas calles imaginarias. Duermo y no duermo, como Susana San Juan, que he tenido que habitar a profundidad. Y esto no es nada, comparado con otras cosas que he escrito a mano.

.

Sábado 23 hrs.

Viajé en una época en la que se podía, escribí en el otro cuaderno. Pensaba en los últimos viajes, incluido aquel que se extendió por varios años, y en el culto a la juventud, el culto que yo rendí. He mirado cosas que están perdidas pero lo que sentí no ha desaparecido como lágrimas bajo la lluvia. Hace rato caía el sol aquí y yo escribía. Pasó un video con personas jóvenes viajando en un automóvil por Los Ángeles, y pensé en Triquis y en Leo y en mí misma rodando por esas autopistas, y en noches montevideanas con amigxs fugaces, y pensé en bailar, en lo mucho que me gustaba, casi cada ocho días o cada dos semanas en Buenos Aires, en boliches que eran refugios después, o en sitios extraños, casas, barracas, laberintos. La ciudad de los laberintos. Nunca estuve tan abajo como allá, nunca me sentí tan miserable como en madrugadas vagando sin rumbo, nunca caminé tanto una ciudad; ahora pienso que es algo que no volverá, que ya no haré nunca más: caminar sola de noche, a todas horas, a la una de la mañana saliendo de alguno de mis cines predilectos rumbo a casa; a las cuatro o cinco de la mañana al abandonar, tambaleándome, boliches o espacios mencionados; a la hora del amanecer, por razones variopintas y sí, algunas sexuales. Creo que antes tenía menos miedo o era más inocente o más estúpida, ahora ya no quiero exponerme, ya no quiero tentar la suerte, tomar trenes y taxis y autobuses y andar caminos.

De un tiempo a esta parte me había entrado la sensación de que viajar había sido una pérdida de tiempo y de recursos, de que me había estancado en mi vida porque le había dedicado todas mis fuerzas y ahorros a esa actividad; pero ahora creo que viajé en una época en la que se podía, en la que se hacía sin que la conciencia de lo contaminante fuera suficiente para detener la pulsión de salir al mundo. Y no es que el mundo se haya cerrado como una concha y nunca más me aventure fuera de la frontera, es que será distinto y menos atrabancado y menos audaz y menos impulsivo, en todas las ciudades en las que estuve le rendí culto a mi propia juventud, me entregué a los placeres de la carne joven, a los privilegios del tener un cuerpo joven, y ahora lo veo distante, perteneciente a una época casi clausurada, me aferraré a ese casi todo lo que pueda.

QQQ II

Continúo acá el archivo de todo lo relacionado con Quisiera Quedarme Quieta. Toda lectura la agradezco profundamente y, ay, dejadme guardar lo más significativo.

Una emoción total. Lauren Cockney en el magnífico Leyendo Latam blog ha incluido a QQQ en algunos de sus listados, cada aparición eleva mi alma, y también escribió una excelente reseña que atesoro:

And just as Camberos’ prose is keenly observed, her stories are marked by an enduring sense of observing and being observed from afar. In ‘El lado del mal’, Verónica looks at herself in the mirror but fails to recognise her own gaze; in ‘Acapulco’, the protagonist suspects she’s been watched, only to discover that – years prior – she was the one doing the watching; in ‘La planta’, which hinges on a woman obsessively observing a plant, Camberos opens with “hay una presencia aquí que no estaba antes de la planta.” [“There’s a presence here that didn’t exist before the plant.”]

Review

*

Una entrevista con mi amada Jessica Jaramillo para el también amado portal La Zona Sucia, de Monterrey, Nuevo León (detrás de esa conversación está la amistad y la pequeña familia que formamos en Buenos Aires).

*

En Gatopardo, El pensamiento no puede ser confinado: Los diez mejores libros del 2020

*

Josué Tello Torres consignó en Efecto Antabus sus lecturas de 2020. Dice que fue un año en que la conciencia de la labor editorial tomó la pauta de su vida lectora. Es un tema que me emociona muchísimo, sospecho o sé a quién le presté aquel libro de Constantino Bértolo, La cena de los notables, en la edición de Mardulce. ¡Devolvédmelo! Pues esos temas agilizan esta interesante lista de lectura, con libros bastante buenos de 2020. Por eso me parece de igual excelencia la mención a las y los editores detrás de cada libro, un ejercicio de lectura de lo más atento. De mi lado, sin más: el libro ha podido ser gracias a Nicolás Cuéllar y a Lucía Treviño.

Escribe:

Los seis relatos de Camberos me hicieron recordar una frase del escritor argentino Rodrigo Fresán, que va sobre libros con cuentos y libros de cuentos, a esta última categoría pertenece Camberos porque sus narraciones se entrelazan, encuentran puntos en común o nos ayudan a comprender diferentes espacios del universo narrativo en Quisiera quedarme quieta: los lenguajes, el cuerpo y el viaje, que en ocasiones toman como punto de partida lo onírico, los recuerdos, el tránsito, los espacios o la violencia. Un libro inagotable.

Mi amada Alaíde Ventura Mendoza recomendó QQQ en las lecturas favoritas de plumas destacadas de Sin Embargo MX, entre las que desde luego está ella, con estas palabras bellísimas:

Qué tremenda cuentista es Camberos; admiro mucho su dominio del oficio, suma perfecta de forma, técnica y sensibilidad. Yo diría: una magia de equilibrista. El libro obliga a una lectura atenta para que se escuchen todas las voces y palpiten todas las exuberancias (calor, humedades, humores). Los reseñistas hablan de resistencia para referirse a su libro. Creo que estoy de acuerdo, si lo entiendo como una tensión permanente: las atmósferas se desbordan mientras que la voz apela a la contención, se agazapa y se evade finamente.

*

En el podcast de México Lector se menciona QQQ, gracias a Gerry por la mención y los comentarios sinceros.

*

Estuvimos en un sábado de septiembre en Partículas Elementales del Instituto Mexicano de la Radio con Elvis Liceaga. Platicamos de nuestro amor por el cuento como género y en verdad fue una bella charla entre cuentistas amantes de los cuentarios.

*

En el listado de los 10 mejores libros del año de Enrique Saavedra en TimeOut.

*

Esta bella reseña de Shoshana en Ya déjame leer.

*

En Literal Magazine, en los mejores libros de 2020 de Lorea Canales.

*

Algunas, pocas pero sustanciales reseñas en GoodReads.

*

Lectura de textos y cartas en el Día de las Escritoras en la Biblioteca Nacional de México (1:45 aprox.)

*

En la Feria del Libro de Oaxaca con Luis Jorge Boone y Karina Sosa

Minuto 7:38, 40:36 y otros, intrusión de los fantasmas.

*

Y finalmente, la presentación del libro en la Feria del Libro de Guadalajara 2020, en la que me acompañaron Juan Pablo Villalobos y Mariana H.

*

28-01-21 // recuento de manía dic. 2020

Diciembre transcurrió en un parpadeo. A 200 kilómetros por hora. Por ahí del 10 de diciembre mi cerebro se sobrecalentó, empezó a salirme humito de las orejas. Pues sí, si la quieres, hay una explicación multifactorial. Las mezclas cerebrales se volcaron. Euforia, estrés y susto. Bueno. Estuve escombrando. Empecé escombrando mi espacio, luego el de mi madre, luego el de la casa Campo Real, lastimando mi cuerpo en el proceso. La manía, las llamadas, los incontables mensajes, y correos, y páginas furiosamente escritas a mano. La clasificación obsesiva, la organización del archivo. La purga. Hasta llegar a los actos sin registro, sin sedimento en mi memoria, que son los que más temo.

Ahora, tras gastarme todas mis sustancias del orden de lo bueno, ruedo cuesta abajo. Me entrego con suavidad a la melancolía, a la tristeza sin atenuantes. Todos mis planes grandilocuentes y mesiánicos se han hecho humo, nada. Si en diciembre no dormía, ahora me cuesta hasta socializar. Hice tratos con medio pueblo, acabé con una bici usada renovada, color verde, y objetos nuevos y reparados que no necesito. En números rojos, claro. Bloqueada en Twitter y pasada de largo por otras personas. Me acuerdo de las cosas que dije y escribí, y siento palpitaciones y arrepentimientos. A lo hecho, pecho. Mi rostro, cuando no duermo, adquiere un semblante tenebroso. Recuerdo momentos, recuerdo además muchos momentos felices, todos a prisa y en la antesala de otras cosas importantes por llevar a cabo. Escribirme en clave simbólica una vez más, consignando y organizándolo todo. Ah, y la violencia. El arrebato y la violencia.

Miro por la ventana mientras escribo este post, nuevamente dueña y señora de mi blog. He recuperado esto que es un proyecto y otra cosa muy cara para mí. Entonces, miro por la ventana: hay un tractor trabajando en el campo, pasa un coche solitario por la calle que antes no existía. Un silencio de pueblo. Estuve en D.F., la ciudad semivacía y más vivible, departamentos en renta y venta por todos lados, qué ganas de que me sobraran unos milloncitos. Pero la tinta negra se esparcía en el agua y decidí volver. Necesito permanecer en mi cueva, necesito una soledad inquebrantable.

 

Study Russian Internet dating Tips

Russian online dating sites tips may be easily found on the net. The free Russian seeing tips may help you learn that free, Russian dating sites will be most attractive to you. Once you learn the free Russian meeting ideas, it can much simpler to find a Russian going out with site to meet up with a Russian gal. You can easily choose a dating site that provides total safety and privacy for all its Russian members. It will be very difficult for anyone to see your true https://www.2dommedical.com/2020/06/11/how-to-attract-beautiful-cookware-women-that-single-men-desperately-desire/ id when you make an account having a Russian internet dating site.

If you need any assistance finding a real Russian star of the wedding, don’t fret. With the assistance of the no cost Russian going out with tips, you may have a feel of real life ambiance when you match the Russian women who share the hobbies, pursuits, and philosophy. The dating services give you the opportunity to communicate openly and honestly while using the Russian girls that are individuals of the web page. If you like, you are able to question them out on to start a date. In this way, you are likely to become familiar with these spectacular women who are truly Russian.

You have to recognize that when you are trying to find the best Russian dating sites, you need to go above the physical features of the woman. The girl you are looking at should have qualities just like honesty, respectfulness, attention, honesty, and intelligence. These kinds of traits are incredibly important for an excellent relationship with a Russian woman. The online dating service you join ought to allow you to discussion in real time. You may discuss important issues in self confidence and also talk about jokes.

A few of the Russian dating sites also provide the service of translating your subject matter into Russian for English translation. This will likely be helpful if you are not able to understand a large number of Russian thoughts. When you talk to a Russian person, you need to be sure that you are using very good language skills because Russian women often be quite shy.

Get to know your Russian partner completely before starting a relationship with her. You can easily ask her about her family background, her earlier and present works, her education, etc . You can also find information about her relatives and other people in her lifestyle. In fact , a few men possibly prefer to get more information on their Russian partner’s family unit background. Several men also like to understand the birth times and other essential dates of birth of their Russian women partners. By obtaining all these information from the Russian dating sites, it will be possible to understand a bit about the woman you will be attracted to.

The web has made it simple for anyone to find love and romance. Nevertheless , you must make sure that you only operate the services of genuine Russian online dating sites. The trulyrussian dating site is the best place how to make a russian woman fall in love with you to fulfill Russian women who are looking for men or women. Once you find your Russian woman, just talk to her. You can surely find a great partner and start living a wonderful your life.

Getting a Wife Online — Basic Guideline

There are several sites to find a partner online. But , you have to be cautious while choosing Continue you. A wrong web page can spoil your happiness forever, just like you enter into the relationship with a person in whose objective can be not real love and care, but some dirty program. This is what you should be aware of ahead of registering yourself with virtually any dating pool.

You will have to invest some time familiarizing yourself with social circle. This will help you in discovering the right path available for you, as presently there can be a number of dating agencies that provide you dating profiles in a sort of dating direct. The benefit with this kind of dating application is that you’re able to interact with an upcoming wife through her profile.

Before you begin getting together with the different members inside the dating pool area, it is important that you select your goal. If you want to find a wife through social group, then you have to become a component to a particular group. This means that you will need to go through a membership process, which asks you to pay a signing up for fee. When you pay the signing up for fee, you are able to access the membership spot where there are definitely more profiles of folks like you, who are looking for a life partner.

It is important that you choose the best social circle to get a wife web based. There are certain communities that do not allow you to access their companies unless you become a member of their fitness center. So , because of this it is advisable to sign up with those categories. This will help you in building the right platform for you whilst you seek the perfect wife online.

As most persons would consent, the question showing how to find a wife is very important. There are many people who are captivated by fabulous and sensible women. In fact , there are even a large number of people who want to be close to them. The internet has made it possible for many visitors to get a future better half by means of a special in any social group.

In fact , if you wish to be successful within your quest in finding the best online dating site, you will need to follow several simple points. If you want to find out how to find a wife, then you need to discover more about the website contracts up. This will help to you avoid scams and save cash in the long run.

Some of the Disadvantages of Legit Mailbox Order Birdes-to-be

If you are a single mom and get lost your job, then you certainly are definitely looking for legit mail order brides. There are lots of such agencies who have offer their services to those who find love or marriage. These kinds of agencies often offer the bride-to-be that she is going to find the ideal man for her. However , there are some problems with these agencies and the most of the occasions, they end up failing to supply.

Therefore , it is important that you get to get more information on legit submit order woman agencies before deciding to subscribe with one. These all mail order brides websites routinely have a overnight service to help you always be based upon them. You can even check out end user testimonials on these websites in order to see how quickly they interact to user questions. After all, you are able to only be confident that your search experience will be enjoyable if you sign up with any of these matrimonial service websites that are filipina bride order reviewed at the internet.

One of the things that will make or perhaps break your online dating knowledge is the customer support that the web page offers. You possibly will not know it but your first meeting with the online matrimonial service company will be your initial interaction with someone in whose intentions are not pure. They may make-believe to be searching for a serious relationship while they are actually just looking for some fun and game titles. So , it is imperative that your best snail mail order bride-to-be site that you just register with have a fantastic customer support system. It would end up being a big and also if the customer care system is available round the clock.

The next matter that will offer you a big advantage more than other people when it comes to finding the right match is the free trial the fact that site is providing. This means that you get to try out the website for free before joining. Apart from this, another advantage of this site is that this usually features some sort of security insurance that will place your information and money at least safe. That is something else that could give you an advantage over other folks. There are also times that they present special prizes and special discounts that you will be allowed to avail of.

Additionally, there are other drawbacks of joining a legit mail buy bride internet site. For example , there are still some people who have do not understand the size of a dating site and this could impact your chances of choosing the best person to invest your time with. This means that there are some people who remain using their classic methods of going out with and this could possibly be risky. The final disadvantage that you will encounter is the fact that there are still some con artists out there so, who are looking for people just like you. Remember that this could just be considered as a drawback if you do not employ your time properly.

All in all, these are generally some of the factors that should be understood by people who find themselves interested in getting into the support of a reliable mail order bride. You need to make sure that they are present on the website or else you will get access to an appropriate resources. Genuine Mail Buy Brides will assist you to experience the but in addition there are some risks that are connected with it. This would be kept in mind by anyone who wants to enjoy the rewards that it has to offer.